Las botellas de plástico son reciclables, pero nunca pensamos que podrían ser comestibles

Las botellas de plástico son reciclables, pero nunca pensamos que podrían ser comestibles

El tratamiento de los residuos plásticos es uno de los mayores problemas ambientales a los que se enfrenta la humanidad. De acuerdo con un estudio publicado en la revista ‘Science’, cada año se producen 311 millones de toneladas de plástico en el mundo y cada minuto se vende un millón de botellas, de las cuales solo el 14% se reciclan. El uso de las que se reciclan es muy limitado, ya que, por lo general, es que el plástico termine convertido en fibras para tejidos sintéticos.

Por otra parte, la demanda mundial de vainillina está creciendo a un ritmo acelerado. La producción de vainillina natural es muy limitada, pero se requieren más de 37.000 toneladas para cubrir las necesidades del mercado. Esta razón hace que el 85% de este compuesto se sintetice, a partir de productos químicos, normalmente derivados de combustibles fósiles, según ‘The Guardian’.

Las botellas de plástico podrían convertirse en algo más dulce: saborizante de vainilla. Investigadores de la Universidad de Edimburgo han encontrado una manera de convertir el plástico postconsumo (esos artículos de plástico que se han recolectado para reciclar y limpiar) en vainillina, usando la bacteria E. coli.

La vainillina es el principal componente de sabor de las vainas de vainilla y puede ser natural o, como en este caso, sintético.

Con este panorama, cobra mayor importancia los hallazgo de los científicos de Edimburgo, pues “han hecho un uso muy interesante de la ciencia microbiana para mejorar la sostenibilidad”, resalta Ellis Crawford, editora de la Royal Society of Chemistry de Reino Unido.

El siguiente paso es modificar nuevamente las bacterias, para aumentar la tasa de conversión a vainillina. Esto es algo que pueden lograr, ya que cuentan con instalación de ensamblaje de ADN robotizada.

“Creemos que podemos lograrlo con bastante rapidez. Contamos con una increíble instalación de ensamblaje de ADN robotizada”, asegura Wallace. También trabajarán en extrapolar su método a grandes plásticos y en obtener otras moléculas valiosas para la industria a partir del TA.

Referencias: https://www.alimente.elconfidencial.com/consumo/2021-06-22/reciclaje-plastico-saborizante-vainilla_3142992/